martes, 20 de septiembre de 2016

Extracto del discurso del presidente argentino en la Asamblea general de la ONU relativo a la cuestión Malvinas


Extracto de la exposición ante la 71ª Asamblea general de las Naciones Unidas del presidente Mauricio Macri con respecto a la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas

"...El diálogo, y la solución pacífica de controversias, es la piedra basal de la política exterior de la Argentina democrática. Por eso reitero nuestro llamado al diálogo con el Reino Unido, como mandan tantas resoluciones de esta organización, para solucionar amigablemente la disputa de soberanía que tenemos hace casi dos siglos por las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Hemos dado muestras de interés en avanzar en nuestra relación bilateral, que puede y debe ser mutuamente beneficiosa, por eso confiamos también que será posible activar una solución definitiva a este prolongado diferendo..."



miércoles, 14 de septiembre de 2016

Distintos enfoques de la prensa argentina y europea sobre las expectativas que generó el comunicado conjunto de la primera reunión entre los vicecancilleres de Argentina y Reino Unido


Los días 12 y 13 de septiembre de 2016 el vicecanciller británico Alan Duncan realizó una visita a la Argentina para mantener reuniones con autoridades nacionales y participar en el Foro de Inversiones y Negocios, organizado por el gobierno argentino.
El funcionario británico fue recibido en audiencia por la canciller Susana Malcorra para luego participar de una reunión de trabajo con el vicecanciller Carlos Foradori, en la cual se pasó revista a los principales temas de la agenda bilateral.
Los temas fueron varios, propios de las agendas positivas entre gobiernos, entre los cuales bajo el título de “Atlántico Sur”, el comunicado conjunto señala lo siguiente:

Atlántico Sur

En un espíritu positivo, ambas Partes acordaron establecer un diálogo para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco. Ambos Gobiernos acordaron que la fórmula de soberanía del párrafo 2 de la Declaración Conjunta del 19 de octubre de 1989, se aplica a este Comunicado Conjunto y a todas sus consecuencias. En este contexto se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas Partes enfatizaron los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados.
De conformidad con los principios establecidos en la Declaración Conjunta del 14 de julio de 1999 y el Acuerdo por Canje de Notas, ambas Partes acordaron que serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países. En este contexto acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección. Los detalles específicos serán definidos.
Ambas Partes expresaron su pleno apoyo al proceso de identificación de ADN con relación a los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin. Las conversaciones sobre esta delicada cuestión humanitaria serán llevadas adelante en Ginebra sobre la base de una evaluación del Comité Internacional de la Cruz Roja, complementada por las conversaciones bilaterales que sean necesarias. Ambas Partes acordaron que los deseos de las familias involucradas son de la mayor importancia.
Ambas Partes acordaron establecer una fecha para una reunión más amplia a la mayor brevedad posible.

Comunicado Conjunto Martes 13 de Septiembre de 2016
Información para la prensa Nº 304/16


La percepción y el enfoque de los medios y de los interesados en el contencioso entre Argentina y Gran Bretaña por la soberanía de las islas Malvinas no es uniforme si hablamos de medios nacionales o extranjeros, en el caso argentino hay un temor, a veces razonable, de ver que las reuniones con los británicos equivalen a entregas o concesiones, esto es el fruto del alejamiento que fomentaron los últimos gobiernos de nuestro país de los carriles diplomáticos, de la impaciencia por ver resultados inmediatos en una disputa que lleva más de 180 años.
Los medios extranjeros, particularmente de Europa donde rebota la cuestión Malvinas, ven en la diplomacia y en los encuentros bilaterales y los acuerdos subyacentes una vía para la definición del contencioso entre ambos países.
Habrá que esperar a futuras reuniones para saber si Gran Bretaña sigue cerrada a debatir la cuestión de la soberanía o es un verdadero paso hacia la solución del conflicto, el escepticismo argentino es lógico luego de décadas de tolerar el “paraguas” impuesto a cualquier negociación relativa a las Malvinas que incluya el tratamiento del status de soberanía.