domingo, 19 de octubre de 2014

1914 - 19 de octubre - 2014 Centenario del fallecimiento del General Julio Argentino Roca, uno de los próceres que proyectó una Argentina grande

Julio Argentino Roca y el reclamo sobre las islas Malvinas

En 1884, durante la presidencia de Julio Argentino Roca, la Argentina reanuda el ciclo de reclamos a Gran Bretaña. Este nuevo ciclo dura cuatro años. Esta vez junto con la protesta se introdujo la propuesta de resolver el tema de la soberanía recurriendo a un arbitraje. El 30 de mayo, el ministro de relaciones exteriores, Francisco J. Ortiz, informa al representante británico en Buenos Aires que su gobierno estaba "delimitando" sus territorios, por lo que intentaría actualizar el reclamo por las Islas Malvinas. Creía que la cuestión podía ser fácilmente resuelta por un arbitraje. Agregaba también que habiendo Gran Bretaña mostrado tan buen ejemplo al mundo al aceptar el principio de arbitraje, el gobierno argentino de antemano podía apelar al gobierno de Su Majestad "para que diera a esta proposición su más justa consideración". El 28 de julio, el Foreign Office envió una nota al gobierno argentino reiterando la terminante posición británica de no permitir ninguna discusión sobre sus derechos a las islas.
Sin embargo, hacia fin de ese año un hecho provoca la reacción británica. El 15 de diciembre, los periódicos de Buenos Aires publican la noticia de que el Instituto Geográfico Argentino publicaría un mapa de la República Argentina que incluiría a las Malvinas. Cuatro días más tarde, el ministro de relaciones exteriores contestó la nota que el ministro inglés en Buenos Aires, Edmund Monson, había enviado aquel mismo día 15. En ésta, el embajador preguntaba si el mapa de la República que preparaba el Instituto Geográfico incluyendo a las Malvinas como territorio argentino era considerado oficial. La respuesta del día 19 sostenía que cualquiera fuera la naturaleza del mapa, no alteraba el estado de la cuestión que debía ser considerada igual como había quedado en 1843.
El 24 de diciembre, ante un nuevo requerimiento del enviado inglés, Ortiz le respondió que "un mapa ni quita ni otorga derechos".
Sin embargo, y por toda respuesta, el 31 de diciembre el enviado Monson presenta una protesta formal en nombre de su gobierno por la inclusión de las Malvinas en un mapa de la República.