domingo, 19 de octubre de 2014

1914 - 19 de octubre - 2014 Centenario del fallecimiento del General Julio Argentino Roca, uno de los próceres que proyectó una Argentina grande

Julio Argentino Roca y el reclamo sobre las islas Malvinas

En 1884, durante la presidencia de Julio Argentino Roca, la Argentina reanuda el ciclo de reclamos a Gran Bretaña. Este nuevo ciclo dura cuatro años. Esta vez junto con la protesta se introdujo la propuesta de resolver el tema de la soberanía recurriendo a un arbitraje. El 30 de mayo, el ministro de relaciones exteriores, Francisco J. Ortiz, informa al representante británico en Buenos Aires que su gobierno estaba "delimitando" sus territorios, por lo que intentaría actualizar el reclamo por las Islas Malvinas. Creía que la cuestión podía ser fácilmente resuelta por un arbitraje. Agregaba también que habiendo Gran Bretaña mostrado tan buen ejemplo al mundo al aceptar el principio de arbitraje, el gobierno argentino de antemano podía apelar al gobierno de Su Majestad "para que diera a esta proposición su más justa consideración". El 28 de julio, el Foreign Office envió una nota al gobierno argentino reiterando la terminante posición británica de no permitir ninguna discusión sobre sus derechos a las islas.
Sin embargo, hacia fin de ese año un hecho provoca la reacción británica. El 15 de diciembre, los periódicos de Buenos Aires publican la noticia de que el Instituto Geográfico Argentino publicaría un mapa de la República Argentina que incluiría a las Malvinas. Cuatro días más tarde, el ministro de relaciones exteriores contestó la nota que el ministro inglés en Buenos Aires, Edmund Monson, había enviado aquel mismo día 15. En ésta, el embajador preguntaba si el mapa de la República que preparaba el Instituto Geográfico incluyendo a las Malvinas como territorio argentino era considerado oficial. La respuesta del día 19 sostenía que cualquiera fuera la naturaleza del mapa, no alteraba el estado de la cuestión que debía ser considerada igual como había quedado en 1843.
El 24 de diciembre, ante un nuevo requerimiento del enviado inglés, Ortiz le respondió que "un mapa ni quita ni otorga derechos".
Sin embargo, y por toda respuesta, el 31 de diciembre el enviado Monson presenta una protesta formal en nombre de su gobierno por la inclusión de las Malvinas en un mapa de la República.


sábado, 23 de agosto de 2014

1954 - 23 de agosto - 2014 60 años del avión C-130 Hercules, nuestra gloriosa “chancha” en Malvinas



El Lockheed C-130 Hercules festeja hoy su sesenta aniversario, el prototipo efectuó su primer vuelo en Estados Unidos en 23 de agosto de 1954.
En 1982 tanto los cargueros como los tanqueros cumplieron con creces su tarea sobre los cielos de Malvinas hasta el último día del conflicto, rompiendo el bloqueo impuesto por los británicos una y otra vez, incluso ofrendado su vida, como lo demuestra el derribo infame del Hercules C-130H, matrícula TC-63, perteneciente al Grupo 1 de Transporte Aéreo, Escuadrón 1, que llevaba el indicativo TIZA.
Su tripulación: capitán Rubén Martel, capitán Carlos Krause, vicecomodoro Hugo Meisner, cabo principal Miguel Cardone, cabo principal Carlos Cantezano, Suboficial principal Julio Lastra, suboficial ayudante Manuel Albelos.


Prototipo YC-130 volando por primera vez en California (Foto USAF)

viernes, 8 de agosto de 2014

¿Por qué Gran Bretaña rechaza cualquier intento de negociación diplomática bilateral tendiente a solucionar el diferendo sobre Malvinas?

Ante tanto “paraguas” diplomático británico en la disputa de nuestra soberanía sobre las islas, creo que una de las respuestas está en el resultado o "sentencia" de este ejercicio organizado por el Centro de derecho internacional de la Universidad libre de Bruselas.


Presentación

Es un “proceso simulado” sobre el diferendo que enfrenta a Argentina y al Reino Unido a propósito de la soberanía sobre las islas Malvinas.
Este proceso fue organizado por iniciativa y bajo la supervisión del profesor Olivier Corten, director del Centre de Droit International y se desarrolló dentro del marco del curso de Acuerdos de los diferendos internacionales, a cargo del profesor Vaios Koutroulis.
Con respecto a la representación de las partes, el Centre de Droit International eligió en un primer momento enviar un correo a las embajadas de Reino Unido y Argentina en Bruselas para saber si deseaban delegar representantes “oficiales” para participar del evento. Luego de una respuesta negativa por parte de la embajada de Argentina y de una falta de respuesta por parte de la del Reino Unido, hizo falta llamar a dos expertos en diferendos territoriales internacionales para presentar los argumentos de las partes.
De este modo, los argumentos de Argentina fueron presentados por el profesor Marcelo G. Kohen, del Instituto de altos estudios internacionales y de desarrollo de Ginebra, autor del libro Possession contestée et souveraineté territoriale (Presses Universitaires de France, 1997).
Los argumentos del Reino Unido fueron presentados por el profesor Michael Waibel, de la Universidad de Cambridge, cuyo trabajo conocido sobre el tema Malvinas se puede leer en la Max Planck Encyclopedia of Public International Law (Oxford University Press, 2012).


Sentencia y razonamiento del Tribunal

El 24 de junio de 2014, el Tribunal arbitral dio su sentencia en el asunto relativo a la soberanía sobre las islas Malvinas (Argentina / Reino Unido), juzgando por unanimidad que las islas Malvinas tienen soberanía de la República Argentina.

Luego de un racconto del contexto histórico en el marco del cual se inscribe el diferendo y los principales hechos pertinentes, el Tribunal comenzó su análisis por la determinación de la fecha de la cristalización del diferendo, la fecha crítica, con el fin de establecer si el Reino Unido o Argentina mantenían la soberanía de las islas Malvinas en esa fecha. Para el Tribunal, la fecha crítica corresponde al 19 de noviembre de 1829, fecha de la protesta británica por el nombramiento de un gobernador argentino para las islas Malvinas, constituyendo la primera manifestación oficial de una divergencia de vistas entre las partes respecto a la soberanía en las islas Malvinas.
Más tarde, el Tribunal se sumergió sobre los argumentos adelantados por las partes concernientes a la soberanía de las islas Malvinas. Él consideró que España adquirió la soberanía de las islas en virtud de la cesión de las islas por Francia, formalizada en el Tratado concluido en 1766 entre los dos Estados. Según el Tribunal, la soberanía española es el origen de la soberanía subsecuente de Argentina como consecuencia de la independencia de esta última en virtud del principio del uti possidetis iuris
Este título jurídico es confirmado por el ejercicio de las effectivités [criterio esencial de la ocupación de un territorio] subsecuentes por parte de Argentina.
A la vista de estas actas, el Tribunal concluyó que, a la fecha en la cual el diferendo se cristalizó, las islas Malvinas estaban bajo soberanía argentina.
En un segundo momento, el Tribunal se volvió hacia los argumentos de la prescripción adquisitiva y el derecho a la autodeterminación, sostenidos por el Reino Unido. A pesar de que los hechos se sobreentienden, estos dos argumentos son posteriores a la fecha crítica identificada, el Tribunal consideró que su naturaleza era la de influenciar la cuestión de la soberanía sobre las islas Malvinas. Sobre esto, se analizaron en la segunda parte de la sentencia.
En lo que concierne a la prescripción adquisitiva, el Tribunal relevó que no existe ninguna certeza en cuanto a su status en el derecho internacional contemporáneo. Además, después de haber examinado las condiciones para que la prescripción adquisitiva pueda ser establecida, constató que la ocupación de las islas Malvinas por el Reino Unido no había sido realizada de manera apacible debido a las protestas formuladas por Argentina. Así, el Tribunal concluyó que no podía sostener la prescripción adquisitiva como fundamento de la soberanía del Reino Unido sobre las islas Malvinas.
En cuanto al derecho a la autodeterminación, a opinión del Tribunal, las resoluciones pertinentes de la Asamblea general de las Naciones Unidas indican que ésta no considera a los habitantes de las islas Malvinas como un pueblo que sería titular de un derecho a la autodeterminación. Además, el hecho de que las islas Malvinas estén inscriptas en la lista de los territorios no autónomos no cambia nada de esta conclusión. El Tribunal señaló que la sola inscripción de un territorio en esta lista no confiere ipso facto un derecho a la autodeterminación a los habitantes de este territorio. Desde entonces, la voluntad manifestada por los habitantes de las islas Malvinas de continuar siendo administrados por el Reino Unido no pone en duda la conclusión en relación a la soberanía sobre las islas Malvinas.


Fuente: Universidad Libre de Bruselas
Traducción: Hernán Favier

lunes, 30 de junio de 2014

De Gran Malvina a Gran Bretaña, los comandos argentinos versus los SAS


El combate que empezó en Malvinas y terminó en Londres

Hace treinta y dos años, durante un combate en la Isla Gran Malvina, el entonces teniente primero José Martiniano Duarte mató a John Hamilton, un capitán de las fuerzas especiales británicas. En abril de 2001, la viuda de Hamilton quiso conocer a Duarte para decirle que, gracias al testimonio que dio sobre la bravura de su enemigo, la valentía de su esposo no había sido olvidada. Ambos se reunieron en la agregaduría militar argentina en Londres. "Usted no es un asesino - dijo Victoria Hamilton a Duarte - Estaba luchando por su país". Duarte le dijo entonces que el destino pudo ser diferente: "El muerto pude haber sido yo. Si hubiera sido así, un oficial británico estaría hoy hablando con mi mujer".
Las huellas que deja esa extraña miseria humana que es la guerra tardan en cerrar. Las que cierran. El primer paso de esta historia se dio el 10 de junio de 1982, en Puerto Yapeyú, Isla Gran Malvina. Los ingleses llaman a ese lugar Puerto Howard [en la toponimia argentina es Puerto Mitre]. Pero en aquellos días el Regimiento de Infantería 5 de Corrientes lo habían rebautizado como Puerto Yapeyú porque custodiaban la casa natal de San Martín. Allí actuaba un grupo comando de la Compañía 601 al mando del hoy general de división Mario Castagneto. A las 11 de la mañana de aquel 10 de junio, el teniente primero Duarte y tres suboficiales, que buscaban un sitio para vigilar a las tropas inglesas de San Carlos, oyeron voces. Duarte, hoy coronel, recuerda:
- Pensé que podían ser kelpers. O gente nuestra, otra patrulla, O el enemigo. Uno de los sargentos que venía conmigo, Eusebio Moreno, quiso tirar una granada. Le dije que esperara. En eso veo que avanza un soldado, morocho, de bigotes, con un pasamontañas. Le grité entonces que alzara las manos. Por las dudas lo grité en inglés también: "Hands up" El tipo pegó un salto al costado con los ojos así de grandes. Ahí le vi el uniforme. Me tiró con su M-16 y las balas pegaron frente a mi cara, en la piedra detrás de la que estaba a cubierta: se me llenaron los ojos de tierra.
Minutos después, el fuego de Duarte alcanzó a uno de los británicos. El otro se rindió enseguida. Era el cabo primero Roy Fonseca que pasó a ser prisionero de las fuerzas argentinas. Ya de regreso en Puerto Yapeyú, Duarte envió a uno de sus oficiales a recoger a quien, sabía por Fonseca, era el capitán John Hamilton, de las fuerzas especiales inglesas (SAS).
- Lo velamos en el regimiento que entonces comandaba el coronel Mabragaña, y lo enterramos con honores militares. Había muerto protegiendo a su compañero, lo que me hizo respetarlo como soldado. Yo sé que estas cosas a veces no se entienden muy bien pero, en la desgracia enorme que es una guerra, estas actitudes tal vez la humanicen un poco. Pero tres días después, los prisioneros éramos nosotros. Le comenté entonces a un coronel inglés que habíamos enterrado a Hamilton y le di sus placas identificatorias. Le dije que había combatido con mucho valor y que me gustaría quedarme de recuerdo con el cubrecabeza de Hamilton. El coronel se emocionó y es él quien hace el informe en el que cita lo que yo le dije.
Las palabras de Duarte hicieron que el gobierno británico condecorara a Hamilton. Su viuda recibió la distinción de manos de la reina. Y veinte años después de Malvinas, creyó que era el momento de conocer al hombre que había matado en combate a su esposo. El 9 de abril de 2002, Duarte y Victoria Hamilton se encontraron en la Embajada Argentina en Londres.
- Yo estaba un poco nervioso porque no es algo muy común, como se imaginará. Pero se ve que la mujer quería conocerme porque fue lo primero que me dijo: "Quería conocerlo y agradecerle, porque gracias a su gestión la valentía de mi esposo fue reconocida". Para ellos no es poca cosa que un enemigo exprese su reconocimiento a la bravura de un soldado. Y me contó que la reina le dijo que sabía de esa valentía, lo que para ella era muy importante. Es una mujer muy aplomada, me dio la impresión de que tiene una calidad y una calidez humana muy grande. Mire, yo viajé para encontrarme con esta mujer por la gestión de un diario británico. Y cuando el periodista inglés le habló a ella de "su héroe", en referencia al marido, esta mujer lo frenó y le dijo: "Un momento: también él es un héroe".
Para mí, ese encuentro con la viuda del capitán Hamilton cerró un círculo. Tuvo mucho más de sentimental que de racional. Con los años, de todo ese muestrario de miserias que es una guerra, a sus hijos, a los míos, lo único que les va a quedar es eso: las buenas acciones, los buenos sentimientos. Malvinas fue una guerra en la que uno le vio la cara al enemigo. Y cuando el enemigo muere, siempre queda una herida. No es que uno se sienta responsable por el adversario, pero siempre hay algo que no es natural en la muerte de una persona, en matar a una persona. No sé si se puede decir "matamos a una persona". Combatimos, y uno de los dos murió. Pude ser yo.

Adaptación del artículo aparecido el sábado 15 de junio de 2002 en el diario argentino Clarín. [Entre corchetes aclaro las diferentes toponimias para mejor ubicación cartográfica]

El por entonces Teniente 1º José Martiniano Duarte pertenecía al Regimiento de Infantería 5 General Félix de Olazábal, al mando del coronel Juan Ramón Mabragaña.
Este regimiento tenía su asiento de paz en la ciudad de Paso de los Libres, en la provincia de Corrientes, siendo sus efectivos parte de la IIIª Brigada de Infantería.

martes, 10 de junio de 2014

“Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico"

Malvinas: 1829 - 1833 - 1982 - 2014 ¡Irrenunciables!


La Nación Argentina recuerda la fecha de la creación, en 1829, de la "Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas y las adyacentes al Cabo de Hornos en el Mar Atlántico", por Decreto del Gobernador Interino de la Provincia de Buenos Aires, Brigadier General Martín Rodríguez.
Desde sus orígenes como nación independiente, la República Argentina exteriorizó a través de actos de gobierno, el ejercicio efectivo de su soberanía sobre los territorios australes y espacios marítimos heredados de España.
El Gobierno argentino no dejó de reafirmar sus legítimos títulos sobre las islas y buscó asegurar el respeto de las leyes para la mejor protección de las actividades de la población argentina y de otros países que residía en ellas. Se creó así el marco institucional apropiado para el desarrollo de empresa colonizadora impulsada por el gobernador de las Islas Malvinas, Luis Vernet.
Este efectivo ejercicio de la soberanía fue interrumpido el 3 de enero de 1833 cuando fuerzas británicas ocuparon las Islas Malvinas, expulsando a la población y autoridades argentinas allí establecidas, y reemplazándolas por súbditos británicos.
El pueblo y el Gobierno argentinos nunca consintieron dicho acto de fuerza y ratifican hoy el mandato histórico, consagrado en la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional, de su permanente e irrenunciable determinación de recuperar por la vía pacífica de las negociaciones diplomáticas el ejercicio pleno de la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Este objetivo constituye una política de Estado y responde a un anhelo colectivo del pueblo de la Nación Argentina.
La reivindicación argentina sobre dichos territorios y espacios marítimos australes es respaldada por los países de nuestra región. Asimismo, diversos organismos y foros internacionales, entre los que se destacan la Organización de las Naciones Unidas; la Organización de los Estados Americanos; las Cumbres Iberoamericanas; y otras reconocen la existencia de la disputa de soberanía e instan a ambas partes a reanudar el proceso negociador.

sábado, 31 de mayo de 2014

Guerra de Malvinas: Carta de Pierre Clostermann, piloto y as francés de la II Guerra Mundial, a los pilotos argentinos


Carta del coronel Pierre Clostermann a los pilotos argentinos.

Durante la guerra de Malvinas embroncado por las declaraciones despectivas, tontas y falsas de los medios anglosajones sobre la Fuerza Aérea argentina, Pierre Clostermann envía una carta de apoyo, de gran resonancia, a Lami Dozo, jefe de estado mayor de la FAA.
En la revista Paris-Match del 10 de diciembre de 1982, Pierre Clostermann escribe un artículo llamado “Le Grand Cirque des Malouines” haciendo alusión a su libro “Le Grand Cirque” Memorias de un piloto de los franceses libres en la RAF.
Él describe los aviones en presente (aceleración y velocidad de la veintena de Mirage no reabastecibles en vuelo, maniobrabilidad y baja velocidad de los Harrier) y recuerda las dificultades de volar por debajo de los aulladores 50 metros a nivel del mar en otoño.
Precisa las innovaciones: integración del Exocet en el sistema del Super Etendard, los misiles Sidewinder norteamericanos. E insiste en “el heroísmo y las cualidades profesionales de los pilotos argentinos”.
“Las Malvinas están a 700 kilómetros de la costa. Con los Mirage, los aviadores argentinos disponían sólo de algunos minutos de combustible para soltar sus bombas de los excedentes norteamericanos, compradas en Alemania, y que raramente explotaban. Además, evitaban el combate y se interesaban únicamente por los buques de guerra ingleses. Si utilizaban la post-combustión, caían al agua de regreso. Y la cuarentena de A4 argentinos lograban llevar cargas fenomenales (3 toneladas de bombas, depósitos suplementarios)”.
Este artículo suscitó el enojo de sus camaradas de la RAF y tuvo una respuesta furiosa y misógina del embajador de Inglaterra en París.
Aunque le valió una “desinvitación” del attaché militar británico en París, que luego fue desautorizada por el comandante en jefe de la RAF en el Reino Unido, Pierre Clostermann presidió la fiesta de aniversario de la Batalla de Inglaterra.


El texto de la carta de Pierre Clostermann:

A ustedes, jóvenes argentinos compañeros pilotos de combate quisiera expresarles toda mi admiración. A la electrónica más perfeccionada, a los misiles antiaéreos, a los objetivos más peligrosos que existen, es decir los buques, hiciste frente con éxito.
A pesar de las condiciones meteorológicas más terribles que puedan encontrarse en el planeta, con una reserva de apenas pocos minutos de combustible en los tanques de nafta, al límite extremo de vuestros aparatos, habéis partido en medio de la tempestad en vuestros "Mirage", vuestros "Etendard", vuestros "A-4", vuestros "Pucará" con escarapelas azules y blancas.
A pesar de los dispositivos de defensa antiaérea y del los SAM de buques de guerra poderosos, alertados con mucha anticipación por los "AWACS" y los satélites norteamericanos, habéis arremetido sin vacilar.
Nunca en la historia de las guerras desde 1914, tuvieron los aviadores que enfrentar una combinación tan terrorífica de obstáculos mortales, ni aun los de la RAF sobre Londres en 1940 o los de la Luftwaffe en 1945.
No sólo vuestro coraje ha deslumbrado al pueblo argentino sino que somos muchos los que en el mundo estamos orgullosos que seáis nuestros hermanos pilotos.
A los padres y a las madres, a los hermanos y a las hermanas, a las esposas y a los hijos de los pilotos argentinos que fueron a la muerte con el coraje más fantástico y más asombroso, les digo que ellos honran a la Argentina y al mundo latino.
Ay!: la verdad vale únicamente por la sangre derramada y el mundo cree solamente en las causas cuyos testigos se hacen matar por ella.

Coronel Pierre Clostermann
Armée de l'Air



"A vous tous, les jeunes argentins compagnons pilotes de chasse, je tiens à exprimer toute mon admiration. À une électronique plus sophistiquée, aux missiles anti-aériens, aux cibles les plus dangereuses qui soit, c'est à dire les vaisseaux, vous avez fait front
avec succès.
Malgré les conditions météorologiques les plus terribles qui puissent se rencontrer sur la planète, avec une réserve de seulement vuelques minutes dans les réservoirs de naphte, à l'extrême limite de vos appareils, vous êtes partis au milieu de la tempête dans vos " Mirage", vos "Etendard", vos "A-4", vos "Pucara" aux cocardes "bleu et blanc".
En dépit des dispositifs de défense anti-aérienne et des SAM des navires de guerre puissants, alertés très à l'avance par les AWACS et les satellites américains, vous avez attaqué sans vaciler.
Jamais dans l'histoire des guerres depuis 1914, les aviateurs ont dû faire face à une combinaison aussi terrifiante d'obstacles mortels, même pas ceux de la RAF sur Londres en 1940 ou ceux de la Luftwaffe en 1945.
Non seulement votre courage a ébloui le peuple argentin, mais nous sommes nombreux dans le monde à être fiers que vous soyez nos frères pilotes.
Aux pères et aux mères, aux frères et aux sœurs, aux épouses et aux enfants des pilotes argentins qui allèrent à la mort avec le courage le plus fantastique et le plus stupéfiant, je leur dis qu'ils honorent l'Argentine et le monde Latin.
Ah, la vérité ne vaut que par le sang versé et le monde ne croit qu'aux causes dont les témoins se font tuer pour elle".

Colonel Pierre Clostermann
Armée de l'Air

domingo, 25 de mayo de 2014

1810 - 1982 - 25 de mayo - 2014 Liberación y defensa de la Patria

1810 Librando al territorio del yugo español


1982 Librando al territorio insular del yugo inglés

Que el enemigo lo sepa: Hay fusiles con memoria, voces que no se callan, plazas que jamás se rinden, varones que no desertan. ¡Malvinas argentinas!

¡VIVA LA PATRIA!

domingo, 4 de mayo de 2014

04 de Mayo de 1982. Golpe por golpe, la respuesta argentina no se hizo esperar y el destructor misilístico tipo 42 HMS Sheffield es herido de muerte en Malvinas

Martes 04 de Mayo de 1982.


Un Neptune de la ARA, el 2-P-112, al mando del capitán de corbeta Ernesto Proni Leston, fue el que marcó la sentencia de muerte del destructor británico HMS Sheffield, detectado por primera vez a las 0750 del 04 de mayo de 1982.


Dos aviones Super Etendard de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque del COAN, armados con misiles AM 39 Exocet, despegaron desde la base aeronaval de Río Grande a las 0945 y se encontraron con un reabastecedor Hércules KC-130 a las 1000.
Ya en vuelo hacia la ubicación dada por el Neptune, los aviones Super Etendard, indicativos 3-A-202 y 3-A-203, al mando del capitán Augusto Bedacarratz, comandante de misión y su segundo, el teniente Armando Mayora, avanzan valerosamente y descienden temerariamente a ras del mar a aproximadamente 50 kilómetros de su objetivo, arrojando el misil Exocet a las 1104, impactando aproximadamente a dos metros de la línea de flotación, abriendo un boquete de 1 metro por 2,5 metros en la contigüidad del centro de comando y a continuación se desata un furioso incendio que no pudo ser controlado.


A los pocos días, el 10 de mayo, el destructor se hundió mientras era remolcado por buques británicos en un intento de llevarlo hacia Gran Bretaña.
Los dos aviones Super Etendard aterrizaron sin repostar en la base aeronaval Hermes Quijada de Río Grande a las 1204.


viernes, 2 de mayo de 2014

1982 - 2 de mayo - 2014 32º Aniversario del hundimiento del Crucero General Belgrano


A 32 años del hundimiento del ARA General Belgrano, mi recuerdo y reconocimiento a los familiares de los 323 caídos defendiendo el territorio usurpado.
Custodios de nuestra plataforma continental desde aquel inicio de las hostilidades, su memoria debe acompañarnos en todas las acciones tendientes a recuperar nuestras islas.
¡Malvinas argentinas!


miércoles, 2 de abril de 2014

1982 - 2 de abril - 2014 32º Aniversario de la gloriosa Gesta de Malvinas

…¿Quién nos habla aquí de olvido, de renuncia, de perdón?
Ningún suelo más querido, de la patria en la extensión…


Hace 32 años atrás, el Grupo de Operaciones Especiales de la FAA estaba despegando en un F-28 desde la I Brigada Aérea, teníamos una misión que cumplir, nos dieron la tremenda responsabilidad de ser la primera unidad de combate de la FAA que llegaría a las islas, cumplimos al pie de la letra nuestra orden de operaciones, sin saberlo ese fue el comienzo de algo muy importante en nuestras vidas, sin podernos dar cuenta, ya nunca mas seriamos los mismos, arrastraríamos de por vida ese momento marcado a fuego, nuestras familias cambiaron, nuestros hijos, nuestros padres, nuestros hermanos, todos cambiaron, la visión de la vida cambió, ya no es lo mismo.
El tiempo fue pasando y fuimos tratando de salir adelante, muchos no pudieron hacerlo, el rechazo y el olvido pudo más que nuestro enemigo.
Hoy en día, muchos siguen luchando con su enemigo interno, Dios quiera puedan salir victoriosos de esta lucha solitaria y tan cruel que vive todo veterano.
Un saludo a todos mis Hermanos Veteranos en este nuevo aniversario y mi respeto a las familias de nuestros Héroes que sufren la perdida de su ser querido.

VGM Juan José Vazquez
Grupo de Operaciones Especiales (GOE) Fuerza Aérea Argentina

miércoles, 26 de marzo de 2014

Guerra de Malvinas. Cronología de los últimos días de marzo, la operación Azul ya estaba en marcha

Encabezados de las tapas del diario argentino Clarín previas al 2 de abril, desde el 27 de marzo al 02 de abril de 1982.

El incidente en las islas Georgias aceleró los aprestos definitivos de la operación Azul, el buque británico Endurance ya estaba en Grytviken y hacia allí, ya se dirigía una fuerza naval argentina.