martes, 19 de marzo de 2013

El Papa Francisco y la Gesta de Malvinas


Se acerca un nuevo aniversario de la Gesta en un año muy especial con la llegada al trono de San Pedro del Cardenal Bergoglio.

El Arzobispo de Buenos Aires, Primado de la Argentina y ahora Papa Francisco siempre ha tenido presente la gesta de Malvinas y su gente, los veteranos y los que han quedado como custodios de las islas.
Muchos recordarán la misa que ofició en el año 2012 en la Catedral Metropolitana, última morada del Libertador General San Martín, en la que rezó por los caídos durante la guerra, al conmemorarse 30 años de la finalización del conflicto con Gran Bretaña.
En la homilía de la Eucaristía que celebró el actual Papa Francisco dijo que "venimos a rezar por aquellos que han caído, hijos de la Patria que salieron a defender a su madre, la Patria, a reclamar lo que es suyo, de la Patria y les fue usurpado".
Pidió una reivindicación de todos los argentinos que expusieron el cuerpo durante la guerra "hayan estado o no en primera línea de combate porque en todos dejó cicatrices".
Recordó que "muchos jóvenes quedaron allá y no pudieron volver. Otros volvieron pero ninguno pudo olvidar".
"¡Cuántas cicatrices, cuántas familias destruidas por la ausencia definitiva o por un regreso truncado!",
Más adelante dijo que "la Patria tiene que acordarse de ellos, tiene que hacerse cargo de tantos corazones con cicatrices y decirles gracias, a los que quedaron en las islas o sumergidos en el agua, a todos".
"La Patria debe reconocerles las cicatrices y decirles un gracias generoso y en justicia".
Cuando se produjeron las ofrendas, familiares de los caídos acercaron al altar 649 rosas rojas para recordarlos.