sábado, 15 de noviembre de 2008

Guerra de Malvinas: Prueba satisfactoria de la dupla Super Etendard - Exocet en el espacio aeronaval


En 1981, Argentina había realizado con el gobierno francés un contrato de compra de catorce Super Etendard y catorce misiles Exocet. Para abril de 1982 Argentina solo había recibido cinco aviones y cinco misiles.
El Dassault-Breguet Super Étendard es una aeronave militar francesa que puede ser utilizado desde portaaviones, en servicio de la Aeronavale francesa y de la Armada Argentina. Avión de ataque, monoplaza, en servicio desde 1977, cuenta con un armamento de dos cañones de 30 mm., 2.100 kilos de carga lanzable desde soportes bajo los planos y un soporte adicional para un misil AM39 Exocet.
El AM39 Exocet fue desarrollado por la división de armas tácticas de Aerospatiale. También la empresa produjo el MM-38 y el MM-40. El nuevo misil contaba con una velocidad de 800 km/h, usando propulsante sólido y con un alcance de 34 millas Su éxito radica en su capacidad de volar a muy baja altura, fuera del alcance de los sistemas antiaéreos, y difícil de detectar. El Exocet, entre sus muchas habilidades, tiene la posibilidad de cambiar de blanco si no encuentra su objetivo en la ruta especificada, pero tiene también espoletas de proximidad que lo hacen detonar si pasa muy cerca del buque sin llegar a impactar en él.


Un cuatro de mayo de 1982, un avión Neptune de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Exploración con asiento en la base naval de Rio Grande captó un blanco grande, seguramente un portaaviones y tres blancos medianos. El curso errático del avión explorador, era la forma de evitar un posible ataque de aviones o buques de la Fuerza de Tareas británica. De la Base Aeronaval Río Grande, el Comando de la Aviación Naval ordenó el despegue de los Super Etendard, armados con un Exocet cada uno, a las 0945 efectuando un reabastecimiento con el avión tanque Hércules KC-130. La operación recibía apoyatura aérea de dos escuadrillas de Dagger situadas a 20.000 pies, armados con misiles aire-aire y de un Lear Jet del Escuadrón Fénix en misión de diversión.


Concluida la primera fase de la operación, los Super Etendard prosiguieron hacia las coordenadas dadas por el avión explorador Neptune confirmando un blanco grande y dos medianos. Luego descenderían para ingresar en la zona muerta del radar y evitar ser detectados por los británicos. Ambos pilotos detectaron un blanco grande y tres medianos, "engancharon" sus Exocet al blanco grande y cuando estuvieron a unos 50 km lanzaron los misiles impactando en el HMS Sheffield según el gobierno y fuentes británicas. Queda como duda que los buques detectados eran uno grande y dos más pequeños, se piensa que el impactado pudo ser el PAL Hermes en primer lugar y el HMS Sheffield a continuación.
Más misiones de la dupla Super Etendard-Exocet fueron los ocurridos el 25 de mayo de 1982, en otro ataque similar en alta mar es destruido el portacontenedores Atlantic Conveyor que transportaba helicópteros e importantes suministros bélicos hundiéndose tres días mas tarde. Hacia el fin de la guerra el 12 de junio es disparado desde la costa malvinense un misil versión MM-38 (superficie-superficie) dejando fuera de combate al destructor HMS Glamorgan a 35 kilómetros de la costa tras burlar las contramedidas electrónicas defensivas ensayadas por la nave.


Fuentes: Fuerza Aerea Argentina. Aerospatiale. Dassault.

martes, 4 de noviembre de 2008

Actuación del Arma de Comunicaciones y la guerra electrónica en Malvinas



Los elementos del Arma de Comunicaciones que desde las islas y desde el continente participaron fueron los siguientes:

Agrupación de Comunicaciones 601
Batallón de Comunicaciones de Comando 181.
Compañía de Comunicaciones 3.
Compañía de Comunicaciones 9.
Compañía de Comunicaciones 10.
Compañía de Operaciones Electrónicas 602.

La Agrupación de Comunicaciones 601 enlazó al Jefe Militar de las Islas Malvinas con el Estado Mayor General del Ejército, el Comando del Cuerpo de Ejército V y posteriormente el Centro de Operaciones Conjunto (CEOPECON).
El Batallón de Comunicaciones de Comando 181 instaló, operó y mantuvo inicialmente las comunicaciones de nivel táctico inferior y superior, siendo reforzado por la Compañía de Comunicaciones 9 provisoriamente, sumándose posteriormente la Compañía de Comunicaciones 10. Durante la evolución de los acontecimientos, la Compañía de Comunicaciones 3 asumió la responsabilidad de la operación del sistema en apoyo del nivel táctico superior instalado por el Batallón de Comunicaciones.
A su vez la Compañía de Operaciones Electrónicas 602 participó en la ejecución de tareas específicas en las islas en forma independiente, como así también junto con personal y medios de la Compañía de Comunicaciones 3 en actividades de escucha. Asimismo operó exitosamente desde el continente, permitiendo obtener importante información estratégica y táctica que contribuyeron a la radiolocalización de objetos trascendentes.
gEspecíficamente, el elemento de guerra electrónica con que contaba el ejército argentino consistía en una subunidad de GE táctica; la Compañía de Operaciones Electrónicas 602. Dicha subunidad se encontraba equipada con material de origen alemán marca Telefunken y Telegom cuyos elementos, incorporados en 1980, mostraban una alta calidad y tecnología para la época. Los mismos constituían el material más moderno en servicio. En este punto, merece destacarse el hecho referido a que el rendimiento de estos equipos durante el conflicto fue superior a lo esperado, a la vez que satisfizo ampliamente las expectativas.
La ejecución de las medidas de apoyo electrónico contribuyó a detectar y localizar en el teatro de operaciones a los elementos enemigos intervinientes en el conflicto como los puestos de comando de las fuerzas terrestres británicas, el desembarco de la 5ta Brigada Británica en Bahía Agradable y a los portaaviones británicos al oeste de Puerto Argentino.
Toda la información obtenida por los medios de GE, era rápidamente transmitida a los niveles superiores, quienes con los datos obtenidos, guiaban los ataques de la Fuerza Aérea y de la Aviación Naval, para neutralizar dichos blancos.
La subunidad de GE operó con la masa de sus medios desde el continente, y sólo destacó en el archipiélago una sección disminuida con material portátil. Ello permitió detectar las emisiones y la ubicación de las transmisiones que realizaban los habitantes isleños para brindar información a las fuerzas británicas.
El despliegue de GE comenzó el 17 de abril de 1982, la Ca Op Electron 602 inició su establecimiento en la Patagonia, en Trelew una sección, en Río Gallegos una sección y en Comodoro Rivadavia una sección y puesto comando. La compañía ocupó una línea base de 900 kilómetros.
Asimismo, desde Comodoro Rivadavia, fue destacada una sección disminuida para operar en las Islas Malvinas. Dicha sección portaba material de gonios portátiles y varios equipos receptores para diferentes bandas, con la finalidad principal de captar emisiones clandestinas.
Todo este despliegue de medios era apoyado por las estaciones fijas primarias y secundarias pertenecientes al sistema de operaciones electrónicas fijo del Ejército ubicadas en el interior del país, y en capacidad de realizar distintas tareas de apoyo electrónico.


Fuentes: Comando de Educación y Doctrina del EA y Arma de Comunicaciones.

martes, 28 de octubre de 2008

Actuación heroica del avión IA-58 Pucara en el desarrollo del conflicto de Malvinas


El Pucará es el único avión producido por la Fábrica Militar de Aviones que entró en combate; es un biplaza de ataque y apoyo táctico de construcción enteramente metálica, y sus características generales son:
Envergadura 14,50 m; longitud 14,25 m; alto 5,36 m; superficie alar 30,30 m2; peso vacío 3.985 kg; peso máximo en despegue 6.625 kg; peso máximo en aterrizaje 5.800 kg; carga útil 2.640 kg; velocidad máxima a 3.000 m de altitud, 520 km/h; velocidad máxima de crucero 485 km/h; distancia de despegue 420 m; distancia de aterrizaje 230 m; alcance normal 1.400 km.
El armamento fijo está compuesto por cuatro ametralladoras FN Browning de 7,62 mm ubicadas a ambos lados del fuselaje y dos cañones HS 804 de 20 mm en la parte inferior del morro. Posee además tres pilones para transportar cargas externas por un peso total de 1.500 kg., pudiendo llevar bombas, coheteras o tanques de napalm.


Los Pucará del G3A llegaron el mismo día de la recuperación al aeropuerto de Puerto Argentino en escuadrilla, sus numerales eran: A-523, 529, 552 y 556. A partir de ese momento dicho aeropuerto se constituyó en la BAM Malvinas.
El Escuadrón Pucará, fue reforzado con ocho aviones más, lo cual llevó a doce el total de máquinas. También se comenzó a buscar pistas alternativas para poder desplegar al nombrado Escuadrón Pucará. El único lugar considerado apto para estas aeronaves fue un terreno ubicado en las cercanías de Puerto Darwin; ésta pista medía casi 1500 pies. A este lugar se lo denominó BAM Cóndor, quedando como una alternativa el uso de la BAN Calderón, que estaba en manos de la Armada, situada en la Isla de Borbon. A partir del 24 de Abril el Escuadrón Pucará Malvinas, comenzó a operar desde la BAM Cóndor, tarea que se intensificó hacia fines del mismo mes.
Con la presencia de los PAL británicos en la zona de exclusión comenzaron los ataques sistemáticos a la BAM Malvinas. A las 8:24 del 25 de abril, tres Sea Harriers del Escuadrón 800 del portaviones Hermes pasaron a gran velocidad y baja altura, lanzando bombas de racimo. Ese mismo día se realizaron vuelos de patrulla sin resultados. Fue allí donde el 15 de Mayo un golpe comando del 22° SAS destruyó once aviones, incluyendo seis Pucará. Los escasos Pucará en servicio fueron finalmente establecidos en la BAM Malvinas. Otros aviones llegaron del continente, precisamente desde Comodoro Rivadavia, donde eran pintados antes del cruce a las islas. Cuando las tropas británicas comenzaron el asedio a Puerto Darwin , los Pucará fueron utilizados de forma intensa durante todo el asedio; destruyendo sitios de avanzada de los británicos, puestos de observación y realizando ataques a tropas.


El 28 de mayo una sección de Pucará detectó, en las cercanías de Darwin, dos helicópteros Scout británicos. El A-537 del Teniente Giménez logró derribar a uno de ellos, mientras el otro Scout sufrió averías menores. El piloto argentino murió al estrellarse con su máquina contra unas elevaciones debido al mal tiempo. Con la caída de Darwin, los Pucará se establecieron definitivamente en la BAM Malvinas.
Con el asedio a Puerto Argentino los Pucará se vieron nuevamente activos, utilizando al máximo su material bélico como los cohetes de 68 mm. disparando a blancos señalados por la artillería argentina,
En el aspecto técnico el Pucará fue pensado para otra clase de conflictos. De todas maneras, demostró ser un avión resistente y confiable. Solamente tres fueron derribados por la acción del enemigo, siendo los demás capturados intactos o destruidos en tierra, de un total de veinticinco.


Fuentes: Area Material Córdoba. FAA.

domingo, 26 de octubre de 2008

Participación de elementos blindados del Ejército Argentino en el conflicto de Malvinas


Desde el 09 de abril de 1982 y en días posteriores, salieron desde el Regimiento de Caballería de Montaña 3 de la localidad de Esquel, provincia de Chubut, los vehículos blindados Panhard. Eran los primeros vehículos de ese tipo que llegaban a Malvinas e iban al mando del entonces Subteniente Gustavo Adolfo Tamaño y del Subteniente Fernando Chércoles.
Estos vehículos, reforzados por elementos del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 9, conformaron las secciones “Cobra” y “Aguila”.
El 16 de abril, junto a otros elementos de la Brigada Xma de Infantería Mecanizada, arribó a las islas el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10, que más tarde y a las órdenes del entonces Capitán Rodrigo Soloaga combatiría al sur del Monte Longdon. El Mayor Domingo Carullo fue puesto al frente del Escuadrón Blindado, que ocupaba la zona de Moody Brook.
A partir del 1º de mayo, el escuadrón fue sometido a ataques aéreos y navales británicos. Las primeras bajas se experimentaron el 10 de junio, bajo el fuego de la artillería enemiga.


El 12 de junio, el Escuadrón Panhard que ocupaba posiciones de combate al oeste de Puerto Argentino, fue duramente castigado por la artillería británica. Los vehículos argentinos se replegaron, pero retornaron al combate por la tarde y sus cañones rompieron fuego sobre la infantería inglesa que avanzaba. Una y otra vez se replegaron y otras tantas veces volvieron, para proteger a la infantería argentina que se replegaba ante el embate británico.
El 14 de junio el Escuadrón Panhard se desplegaba aprestándose a cubrir el repliegue del Batallón de Infantería de Marina 5 (BIM-5), cuando llegó la orden de cese del fuego.

El 31 de marzo de 2006 el Regimiento realizó una formación especial para homenajear a sus veteranos de guerra. En esa oportunidad se inauguró un monumento recordatorio.


Fuente y fotografías: Regimiento de Caballería Ligero 3 "Coraceros General Pacheco"

sábado, 13 de septiembre de 2008

Conferencias sobre técnicas de artillería en la Escuela Superior de Guerra


El cinco de septiembre, en la Escuela Superior de Guerra, se llevó a cabo la jornada de conferencias “Técnicas del Arma de Artillería en la Guerra de Malvinas”, organizada por la Escuela de Artillería, con la participación del curso de Jefe de Subunidad de esa escuela. Los oficiales superiores que disertaron se desempeñaron como jefes de sección durante el conflicto en distintos subsistemas de la Artillería.

Fuente: Estafeta digital del Ejército Argentino.

martes, 12 de agosto de 2008

Homenaje en la ciudad de Tigre a los caídos en Malvinas al conmemorarse una nueva fecha de la finalización de la guerra


El acto se llevó a cabo en junio pasado en la ciudad de Tigre, con motivo de una nueva conmemoración del fin de las hostilidades.
Hubo palabras alusivas de miembros del Ejército Argentino y del Escuadrón Fénix. En dicho homenaje desfiló el Regimiento de Patricios, el Regimiento de Gallegos, con su atuendo original, que fue la primera fuerza que se conformó en la Segunda Invasión Inglesa y personal del Escuadrón Fénix.
Abordaron el barco de la Prefectura Naval Argentina distintas personalidades a los que les entregaron ramos de rosas rojas para luego ser arrojadas al río, para rendir homenaje a los caídos en la contienda bélica.


Agradecimiento: Fotografías de VGM Roque G. Alegría y Augusto Favier.

miércoles, 2 de abril de 2008

Reseña de campaña del Batallón de Aviación 601 en las islas Malvinas


El Conflicto armado con el Reino Unido de Gran Bretaña por la recuperación de las Islas Malvinas, le permitió a la Aviación de Ejército desarrollar todas sus capacidades en el más difícil de los escenarios. Esta Unidad logró distinguirse por sus acciones, recibiendo dos medallas para su Bandera de Guerra, diez condecoraciones al "Valor en Combate", dos Medallas al Esfuerzo y la Abnegación y diez menciones por el desempeño en Campaña, resultando la Unidad más condecorada del Ejército Argentino. Recibida la orden de desplegar su personal y material, el Batallón de Aviación de Combate 601 reforzado con personal y medios de otras compañías, debió acondicionar las aeronaves para ser embarcadas en aviones "Hércules" de la FAA y en el ARA "Bahía Paraíso". A su vez, dos helicópteros "Chinook" y un "Puma" efectuaron el cruce a las islas en vuelo el día 18de abril de 1982. El día 03 de abril de 1982, el helicóptero "Puma" AE-504 embarcado en el ARA "Bahía Paraíso" apoya el desembarco de tropas de Infantería de Marina en la Bahía de Grytviken, donde es derribado por el fuego enemigo, sufriendo cuatro bajas. Su tripulación continuó combatiendo junto a la Infantería de Marina hasta ser rescatados. A partir del día 11 de abril de 1982, fecha en que llegan los primeros helicópteros a las islas y hasta el 01 de mayo de 1982, fecha en que comienzan las hostilidades, la masa de las misiones cumplidas por la Aviación de Ejército estuvieron orientadas al despliegue de las Fuerzas, transportando personal y carga del Ejército, de la Fuerza Aérea y de la Armada. Del 01 de mayo de 1982 en adelante, las tripulaciones debieron cumplir todas sus misiones en condiciones críticas, por la permanente falta de cobertura aérea y las malas condiciones meteorológicas. La falta de equipos de navegación y de equipos de visión nocturna, obligó a realizar vuelos de día y de noche a muy baja altura para sustraerse de los medios de detección electrónica y del fuego enemigo. Así, se realizaron vuelos patrullaje y vigilancia de costas, infiltración de tropas comando del Ejército y de la Gendarmería Nacional, observación del tiro de artillería, operaciones de distracción, rescate de tripulaciones, evacuación de heridos, transporte de tropas y abastecimientos y cambios de ubicación de las tropas en el dispositivo de defensa, etc.


Transcurridos los días y pese a la falta de adecuados niveles de abastecimiento, especialmente de repuestos causada por el bloqueo de la flota inglesa, se continuaron los vuelos reduciendo gravemente los márgenes de seguridad, para sostener el combate. Se destacan del resto de los vuelos, las operaciones aeromóviles realizadas para ejecutar los contraataques sobre las tropas inglesas en Puerto Darwin y Goose Green, con la Reserva de la Brigada de Infantería 3 (la Compañía C del Regimiento de Infantería 25 por la mañana y por la tarde la Compañía B del Regimiento de Infantería 12) el 28 de mayo de 1982. Los innumerables vuelos bajo el fuego enemigo y los derribos de aeronaves propias, no hicieron más que incrementar el ya inquebrantable espíritu y valor de todas las tripulaciones, sin distinción de jerarquías. No satisfechos aún con la misión cumplida, los Aviadores de Ejército continuaron realizando vuelos luego del 14 de junio, para la recuperación de los heridos y los muertos en el campo de combate. Se llega así al día 16 de junio de 1982 cuando se realizó el último vuelo sobre las Islas.


Personal condecorado:

La Nación Argentina al Valor en Combate: Capitán Roberto Fiorito (Post mortem), Capitán Juan Buschiazzo (Post mortem), Sargento 1° Raul Dimotta (post mortem), Capitán Jorge Svendsen, Teniente 1° Hugo Perez Cometto, Teniente Alejandro Villagra, Teniente Eduardo López Leguizamón, Teniente Marcelo Fiorio.

La Nación Argentina al Muerto en Combate: Teniente Marcos Fassio, Sargento Roberto Campos, Sargento Néstor Barros.

Fuentes: EA. Batallón de Aviación de Ejército.
Agradecimiento: Sub My VGM Daniel Marchi por sus fotografías.

viernes, 28 de marzo de 2008

Génesis de la operación Virgen del Rosario, la recuperación de Malvinas


Desde el 28 de marzo, las tropas designadas para la recuperación de las Islas integraban la denominada "Operación Azul".
Las mismas estaban embarcadas en la fragata “Santísima Trinidad”, en el Rompehielos “Almirante Irizar” y en el buque de desembarco “Cabo San Antonio”. Esta Fuerza de Desembarco Anfibio era comandada por el contraalmirante Carlos Busser.
Si bien ésta fuerza se hizo a la mar hacia el objetivo, con una misión por cumplir, aún no disponían de la orden para el desembarco
El 30 de marzo la inclemencia del tiempo se hacía sentir en todos los buques, es en este día donde surge en la conversación entre el contraalmirante Busser y el Tte Coronel Seineldín lo siguiente: “Señor contraalmirante, se le asignó un nombre a esta operación? Recibiendo un no como respuesta Seineldín dijo: Señor, le propongo denominarla “Virgen del Rosario”, recordando la invocación que hiciera el Brigadier Santiago de Liniers durante la segunda invasión inglesa en 1807, ante el fracaso de la resistencia inicial de las fuerzas patriotas. Aceptada su propuesta , y con un radiograma recién recibido, fue confirmado el día “D” para el desembarco el 2 de abril y la hora “H” las 6.
La madrugada del 2 de abril, alistados los VAO, vehículos anfibios a oruga, y la tropa sin novedad, las compuertas de lanzamiento del “San Antonio” se abrieron para dejar salir los sonidos ensordecedores de los vehículos juntándose a ruidos más lejanos de combate, estos sonidos pertenecían a los Comandos Anfibios y Buzos Tácticos de la Armada que se estaban enfrentando con las fuerzas inglesas.
A las ocho y treinta del 2 de abril, las Islas Malvinas habían sido recuperadas, y comenzó el agrupamiento de las tropas desembarcadas, dirigiéndose al este, a la zona del aeropuerto, al oeste, al istmo de Darwin y a la casa del gobernador.



Fuente: Malvinas, un sentimiento. M.A. Seineldin. Editorial Sudamericana.

lunes, 24 de marzo de 2008

Exposición del Museo Histórico del Ejército Argentino en Luján, Buenos Aires












En el marco de un festival regional histórico, organizado por la Municipalidad de la ciudad de Luján, el Museo Histórico del Ejército Argentino se hizo presente con una muestra de parte del material utilizado por la Fuerza en el conflicto armado con el Reino Unido de Gran Bretaña por la recuperación de las Islas Malvinas.
Durante el transcurso del mismo, el cual se efectuó los días 15 y 16 de marzo del presente año, el stand fue asiduamente visitado por el público presente quién demostró gran interés por el material allí presentado.