sábado, 27 de octubre de 2007

Reconocimiento al Museo Naval de la ciudad de Tigre, provincia de Buenos Aires


El Museo Naval ubicado en la localidad de Tigre, provincia de Buenos Aires, está conformando una muestra de la fuerza aeronaval desplegada en el conflicto. Como muestra se destaca el puente de mando de la nave "Alferez Sobral" atacada por aviones Sea Harrier durante la guerra; también podemos ver un avión Skyhawk A-4Q matrícula 3-A-312 (Escuadrilla de caza y ataque) perteneciente a la Armada Argentina. Esta aeronave, en sus distintas versiones, fue la que más misiones cumplió partiendo desde el continente, tanto de Río Gallegos (Santa Cruz) como de Río Grande (Tierra del Fuego).


Fotografía correspondiente al Aviso "Alferez Sobral" procediendo a una misión de búsqueda y rescate de un piloto argentino el 03 de mayo de 1982.

domingo, 10 de junio de 2007

Reseña de la actuación del Escuadrón Fenix en el conflicto de Malvinas


A principios de 1982, cuando las relaciones diplomáticas con el Reino Unido de Gran Bretaña empeoraron, el Estado Mayor de la Fuerza Aérea Argentina arribó a la conclusión de que debería participar en un conflicto armado inminente, con su máximo poder operativo. Para tal fin integró y convirtió en ese mismo año, al Grupo I Aerofotográfico de la II Brigada Aérea, con asiento en Paraná en el eje de una nueva unidad aérea, la que al poco tiempo daría cabida a otras aeronaves similares de origen civil, para integrarse al mismo, junto con sus pilotos y mecánicos correspondientes a cada tipo de aeronave. Si bien el Escuadrón Fénix tuvo su Bautismo de Fuego en el Conflicto del Atlántico Sur, en 1982, su creación data de 1978, durante el inminente conflicto con Chile. El hacedor del proyecto fue el Brigadier Gilberto Hilario Oliva, que pretendía crear una estructura que respondiera a las necesidades operativas de la Fuerza Aérea. en tiempos de guerra, integrada por profesionales aeronáuticos civiles. El escuadrón se conformó con aviones Jet de negocios como: Lear Jet LR-24, LR-25, LR-35, Cessna Citation C-500, Hawker Siddley HS-125, BAC 1-11, aviones turbohélices como: Turbo Commander AC690, Mitsubishi MU-2, Guaraní IA50G2, Merlín III-B, aviones a pistón: Aerocommander AC50, Grand-Commander AC68, Aerostar TS600, TS601, Douglas DC3 , C47 y helicópteros a turbina como: Agusta A109, Bell 212, 205-A1, 206, Bolkow BO-105, Hughes 500, Sikorsky S58ET, S61N.


La tarea básica del Escuadrón Fénix era la de pinchar los lóbulos de radar británicos, y engañar y/o confundir al enemigo (maniobras de diversión), provocando una alerta constante y desgaste permanente que imponía a las fuerzas británicas el mantener en el aire su poder aéreo de defensa. Otras misiones desarrolladas por las otras aeronaves integrantes del Escuadrón Fénix fueron las de exploración y reconocimiento, guiado de escuadrillas de ataque, eventual búsqueda y salvamento, transporte de pasajeros, transporte de material bélico, patrullaje de toda la costa argentina, retransmisión, enlace y puente de comunicaciones de las incursiones armadas argentinas, información meteorológica, relevamiento de información estratégica, etc.


El despliegue de las operaciones se distribuía en la extensa costa Patagónica, como ser Bahía Blanca, Trelew, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado. San Julián, Río Gallegos, Río Grande, etc. La primera, única y significativa baja del Escuadrón Fénix fue la de su propio Jefe, le tocó al Nardo-1 según su indicativo, quien volaba en escuadrilla con el Nardo-2, ambos Lear Jet-35, donde fueron derribados el Vicecomodoro RODOLFO DE LA COLINA, quien era su comandante, pereciendo sobre el Estrecho de San Carlos a bordo de su LR-35, matricula T-24, junto con su tripulación, copiloto el Mayor JUAN JOSE FALCONIER, fotógrafo el Capitán MARCELO PEDRO LOTUFO, mecánico fotógrafo el Suboficial Auxiliar DIEGO ANTONIO MARIZZA y el mecánico del avión Suboficial Ayudante INOCENCIO TOMAS LUNA. Estos fueron derribados a 12.000 metros de altitud, a las 0902 manteniendo enlace con el radar de Malvinas, quien no informaba sobre algún peligro cercano, pero sin saberlo entraban dentro del radio de acción de los nuevos misiles Sea Dart con que contaba el Destructor HMS Exeter, quien disparó dos de ellos sobre los Nardo 1 y 2. El objetivo para el que fue creado el escuadrón fue honrosamente cumplido, la diversión, la distracción, el engaño fue logrado, y también el desgaste, todo ello permitió siempre la penetración de las reales incursiones de caza-bombarderos donde fuera necesario, como así también todas las otras tareas de apoyo aéreo operativo que permitieron cumplimentar y asegurar la efectividad de la Operación Aérea Militar.


Fuente: escuadronfenix.org.ar
Agradecimiento: VGM Roque Guillermo Alegría.

martes, 1 de mayo de 2007

1982 - 01 de mayo - 2007 A 25 años del bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina en Malvinas


Un día como hoy, hace veinticinco años, recibía su bautismo de fuego la Fuerza Aérea Argentina. Aviones IA-58 "Pucara", Mirage III y V, Skyhawk A4B y A4C, MK-62 "Canberra", fueron algunos de los protagonistas de este bautismo que generó en propios y ajenos el reconocimiento a los pilotos argentinos por su bravura y tenacidad. Para aquellos que se encuentran hoy entre nosotros y para los que ofrecieron su vida en cada una de las misiones realizadas, hago mención de algunos pertenecientes a esa fuerza muertos durante el conflicto bélico:

Vicecomodoro Rodolfo Manuel de la Colina (LR-35/ 07 de junio de 1982).
Suboficial Principal Julio Jesús Lastra (C-130/ 01 de junio de 1982).
Soldado clase 1962 Guillermo Uvaldo García (BAM “Malvinas”/ 01 de mayo de 1982).

domingo, 1 de abril de 2007

1982 - 2 de abril - 2007 A 25 años de la recuperación de nuestras islas Malvinas


A veinticinco años de la recuperación de nuestras islas, quiero expresar mi reconocimiento a todos los veteranos de la contienda, aquellos hombres que no dudaron en entregar lo más preciado que tenemos, la propia vida; más allá del compromiso y las obligaciones que nos impone la constitución argentina en la defensa de nuestra soberanía. Destaco sobre todo el honor de servir a la patria y llevar con orgullo nuestra bandera. Muchos compatriotas ya se encuentran en la turba malvinense esperándonos; su sangre y su lucha deben ser el motor para no olvidar que las Malvinas fueron, son y serán argentinas.